El diseño como aliado de la salud mental en la oficina

Una de las grandes lecciones de los últimos años ha sido aprender a valorar la salud mental. Históricamente, las enfermedades que afectan la mente han sido infravaloradas y, en consecuencia, no han recibido la atención necesaria. Por fortuna, esta situación ha comenzado a cambiar, principalmente en los entornos laborales.

La salud mental es un estado de bienestar en el que una persona es capaz de desarrollar sus capacidades, trabajar de forma productiva y hacer frente al estrés normal de la vida, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS). Desde esta institución también señalan que los problemas de salud mental serán la principal causa de discapacidad en el mundo para 2030. De allí la importancia de que las empresas se centren en promocionar la salud mental en el trabajo.

Según la investigación Workplace Wellbeing Index, de la organización benéfica de salud mental Mind, las empresas que crean un entorno adecuado para que sus empleados gocen de bienestar emocional, psicológico y social, se benefician de una mayor productividad y un mayor compromiso por parte de los empleados.

Por ello es clave contar con lugares de trabajo saludables que ayuden a los empleados a dar lo mejor de sí mismos.

Factores de riesgo para la salud mental en el trabajo

Existen diversos factores sociales, económicos y culturales que pueden deteriorar la salud emocional de las personas, el contexto laboral es uno de los que más influyen sobre la salud mental, porque las personas pasan mucho tiempo en su trabajo.

De acuerdo con el Ministerio de Salud y Protección en Colombia, los principales factores de riesgo en el entorno laboral que pueden causar problemas de salud mental son: 

  • Cargas de trabajo excesivas o exigencias contradictorias.
  • Falta de claridad de las funciones que debe desempeñar el empleado.
  • Comunicación ineficaz y poco asertiva.
  • Falta de apoyo por parte de compañeros o directivos.
  • Intimidación y críticas que pueden producir frustración y sentimientos de rabia, temor y sensación de acoso psicológico o sexual.
  • Condiciones laborales inadecuadas, como oficinas con poca luz natural, espacios reducidos y mala ventilación. 

El resultado es la aparición de diversas enfermedades mentales, como agotamiento profesional (burnout), depresión o ansiedad. 

De hecho, uno de cada tres líderes empresariales afirman que sienten agotamiento profesional y que, a raíz de la pandemia, están ansiosos y estresados, de acuerdo con una investigación de la empresa de servicios y soluciones de capital humano ManpowerGroup.

Cómo promover la salud mental con el diseño

El objetivo del diseño para la salud mental es crear ambientes laborales sanos, dada la importante influencia del entorno laboral sobre la salud física y mental, comprobada por diversas investigaciones en psicología ambiental, entre ellas The experienced psychological benefits of place attachment. 

Para crear ambientes que promuevan el bienestar general de los empleados es fundamental tomar grandes decisiones de diseño que tengan como centro a las personas. Los espacios de trabajo necesitan transformarse de manera que se conviertan en lugares en el que los trabajadores se sientan bien y tengan la mejor experiencia posible. Para que así sea es importante atender ciertos aspectos como el entorno físico.

Por esta razón, una de las claves para que el diseño realmente esté a favor de la salud mental en la oficina es diseñar para las diferentes personas que la ocupan. Ivette Mora recomienda a las empresas escuchar más a sus colaboradores y centrarse más en ellos, pues cuando se les proporciona un espacio saludable y lleno de bienestar trabajan mejor, lo que al final beneficia al negocio.

Diseñar para una variedad de personalidades significa que cada persona encuentre el espacio en el que le guste trabajar y en el que sienta que puede ser ella misma. Esto se consigue conociendo un poco más a las personas.

Elementos que pueden contribuir al diseño de espacios centrado en las personas

Una oficina bien diseñada puede mitigar el estrés y promover una mayor concentración y productividad. Para favorecer la buena salud mental en el trabajo hay algunos elementos de diseño que pueden tenerse en cuenta:

  • Colores

Para Ivette Mora, de AEI Spaces, uno de los retos de los arquitectos es crear espacios físicos que no solamente sean “lindos”, sino armoniosos y tranquilos; además, los espacios deben inspirar emociones positivas, pues en la actualidad las personas acuden a ellos para tener experiencias. Con esto en cuenta, los colores de la oficina pueden ayudar mucho a crear este tipo de entornos.

Los colores tienen la capacidad de influir en el bienestar físico y mental, de acuerdo con una investigación en neurociencia y psicología citada por la revista Forbes. El color tiene efectos en el cerebro y en las hormonas, por lo que puede influir en el estado de ánimo y en el comportamiento. El verde, por ejemplo, mejora el estado de ánimo y reduce el estrés, según la disciplina de la psicología del color.

  • Mayor exposición a la luz

Una mala iluminación puede causar fatiga visual, dolores de cabeza y cansancio, que aumentan el estrés y llevan a la ansiedad y la depresión. Una investigación de la empresa británica Staples reveló que cuando el acceso a la luz natural es limitado, muchos se sienten estresados.

La exposición a la luz natural, por su parte, favorece el bienestar de los empleados, de acuerdo con la investigación Workplace Wellbeing Index. Se ha demostrado que la iluminación y la calidad del aire tienen efectos sobre el funcionamiento y la productividad del cerebro. 

  • Incorporación de la naturaleza a los espacios

El simple hecho de respirar profundamente y exponer los pulmones al aire fresco puede ayudar a mejorar el estado de ánimo y a reducir la ansiedad. Lamentablemente, no todas las oficinas cuentan con acceso al aire libre. Por fortuna, la naturaleza también puede llevarse a los espacios interiores gracias a la biofilia.

La vida moderna ha alejado a las personas de los entornos naturales. Sin embargo, es fundamental retomar esa cercanía con la naturaleza, afirma Ivette Mora, algo que se está logrando en los espacios de trabajo con la biofilia.

Cuando se incorporan elementos naturales en el trabajo, se puede mejorar el bienestar mental. Investigaciones como Effects of biophilic indoor environment on stress and anxiety recovery han demostrado que las plantas y los materiales de madera reducen el estrés y que la luz natural y las vistas al aire libre ayudan a reducir la ansiedad.

Conclusiones:

Leah Stringer, experta en diseño de espacios laborales y autora de The Healthy Workplace, piensa que la salud debería ser la base del diseño de las oficinas, porque las empresas prosperan gracias a la capacidad de innovar y a las habilidades de su gente. 

Leave a Reply

Your email address will not be published.