Cómo aumentar la felicidad en la oficina por medio del diseño

La productividad de los colaboradores está ligada directamente con su felicidad. Para mejorar el desempeño de los trabajadores, el diseño arquitectónico de la oficina debe estar centrado en las personas.

Las empresas quieren colaboradores productivos. Las razones son comprensibles, pues una alta productividad se puede traducir en una mayor rentabilidad. Sin embargo, para tener un equipo de trabajo de alto rendimiento se necesita algo más que contratar a los mejores profesionales y establecer metas. También se requiere un ambiente de trabajo que fomente la felicidad de los empleados.

Sentirse felices en el trabajo influye de manera positiva en la salud. Cuando los trabajadores están saludables, se sienten mejor física y mentalmente, una condición que hará que estén más contentos en la oficina. Una cosa lleva a la otra y las empresas deberían aprovechar esta conexión para su beneficio. 

Las investigaciones lo confirman. Las emociones positivas fortalecen a los seres humanos, de acuerdo con el estudio Happiness and Productivity. Sus autores afirman que los empleados más felices utilizan su tiempo de manera más efectiva, por lo que pueden aumentar el ritmo de trabajo sin sacrificar la calidad. Otro estudio realizado por la Escuela de Negocios Saïd de la Universidad de Oxford, publicado en 2019, también reveló la conexión entre felicidad y productividad: los trabajadores son un 13% más productivos cuando están felices. 

Gracias a estudios como estos, los líderes de las empresas buscan alternativas para cambiar a una cultura de la felicidad. Los líderes pueden hacer muchas cosas para influir en la satisfacción de sus empleados, desde ofrecer salarios competitivos y bonos hasta horarios de trabajo flexibles, entre otras cosas. Un punto clave que no puede pasarse por alto, pues contribuye enormemente a aumentar la felicidad de los colaboradores, es el diseño de la oficina. 

De la oficina centrada en la empresa a la centrada en los empleados 

En los últimos años, el diseño arquitectónico de los espacios de oficina se ha transformado. Así lo confirma Aura Vélez, coordinadora de seguridad y salud de AEI Spaces. En el pasado las organizaciones se creaban o se desarrollaban centradas solo en su producto o servicio, sin tener en cuenta a las personas que trabajaban en ellas. Su objetivo principal era aumentar la productividad y la rentabilidad al incrementar los metros cuadrados de oficinas y cubículos de trabajo.

Hoy esto ha cambiado radicalmente. Vélez asegura que muchas empresas han comprendido que lo que en realidad las impulsa son las personas que la integran. A su juicio, ese valor positivo que las organizaciones dan a sus empleados es lo que muchas veces conduce al éxito. 

“Probablemente, las empresas más exitosas son aquellas en la que los colaboradores están más contentos con su trabajo y con el espacio en el que lo desarrollan, y en las que se siente un mayor sentido de pertenencia”, afirma Vélez.

Elementos de diseño que maximizan la felicidad de los colaboradores

El diseño del espacio de trabajo puede ayudar a crear una fuerza laboral comprometida y feliz. Para ello, las organizaciones pueden enfocarse en varios aspectos. 

Diferentes espacios para diversos propósitos

Las oficinas de planta abierta fueron una tendencia en boga hace un tiempo. Llegaron como una propuesta para poner fin a los cubículos. Y aunque las oficinas abiertas son excelentes para fomentar la colaboración y la creatividad, pueden afectar la productividad de algunos. Para evitarlo, lo mejor es crear diferentes espacios para diversos objetivos. 

Las áreas con sofás, mesas de café o pufs pueden ofrecer a los empleados lugares para reunirse, relajarse y colaborar en proyectos. Pero también es importante crear espacios privados para que las personas trabajen cuando requieran más concentración. La diversidad de espacios y la flexibilidad para moverse de un ambiente a otro en función de las necesidades es clave para la felicidad de los empleados. 

Aura Vélez considera que este tipo de configuración ofrece autonomía para decidir en qué lugar trabajar. Que los empleados puedan hacer sus actividades cuando y donde quieran tiene un impacto positivo en su satisfacción, de acuerdo con el estudio SurveyMonkey, de 2020. Es así puesto que estos espacios se adaptan a las necesidades únicas y cambiantes de cada trabajador. De este modo, cuando necesiten trabajar con otros compañeros, lo pueden hacer en salas abiertas, y cuando requieran mayor concentración, buscar áreas más privadas. 

Iluminación adecuada

Cuando se trata de elementos que influyen en la felicidad, el compromiso y la productividad de los empleados, la luz, la temperatura y el aire son claves, de acuerdo con un estudio realizado por Future Workplace. 

La coordinadora de seguridad y salud de AEI Spaces concuerda con esta idea: los espacios oscuros, por ejemplo, no solo producen fatiga visual, sino que afectan la salud. La fatiga visual se puede convertir en dolores de cabeza, migraña y cansancio, lo que conduce a posteriores absentismos. 

Es importante, en la medida de lo posible, aprovechar al máximo la iluminación natural. La luz del día puede ayudar a las personas a regular los ritmos circadianos para que no experimenten estrés innecesario. Además, es algo que puede repercutir en un menor consumo eléctrico. 

Elementos biofílicos

La salud psicológica está vinculada con la naturaleza, afirman en el estudio Happiness is in our Nature: Exploring Nature Relatedness as a Contributor to Subjective Well-Being, publicado en 2010. Por ello, una de las teorías de la biofilia plantea que el diseño centrado en la naturaleza puede ayudar a las personas a ganar bienestar y felicidad.

Para Aura Vélez, este tema es de gran relevancia en los espacios de trabajo. 

“Para nadie es un secreto que muchas personas pasan más tiempo en la oficina que en su casa. Sentirse un poco más cerca de la naturaleza, bien sea con un muro verde o en una oficina con plantas, por ejemplo, ayuda a desconectarse un poco y aunque se esté en la oficina, de alguna forma teletransporta a la persona a otro lugar”, asegura.

Las investigaciones confirman las ventajas de incluir la biofilia en los espacios de trabajo. The Global Impact of Biophilic Design in the Workplace, publicado por Human Spaces en 2015, reveló que las personas que trabajan en ambientes con elementos naturales tienen un 15% más de bienestar y son un 6% más productivos. Uno de los beneficios de incorporar elementos biofílicos como las plantas, por ejemplo, es que absorben sonidos. Esto ayuda a controlar el ruido excesivo, que podría dificultar la concentración de los empleados.

Es posible crear espacios que hagan más felices y productivos a los trabajadores. Cuando las personas están contentas, pueden tener hasta un 33% más energía y dinamismo, y 300% menos riesgo a sufrir accidentes laborales; también pueden adaptarse mejor a los cambios. Todo esto puede conducir a un aumento de la productividad de la empresa de hasta un 88%, de acuerdo con el estudio Felicidad y Trabajo, realizado por la consultora Crecimiento Sustentante. 

Sin embargo, que los colaboradores comprendan los beneficios de las innovaciones de diseño en la oficina dependerá de su adaptación a los nuevos espacios. Vélez explica que para aprovechar los cambios en la oficina es fundamental una transformación de la cultura organizacional. Si se promueve esa cultura, los empleados terminarán por acostumbrarse y por aprovechar la nueva y beneficiosa dinámica. La retención del talento es otra consecuencia positiva de tener un buen diseño. Cuando los empleados están felices, tienen mejor disposición para trabajar para una compañía por un tiempo más largo.

Puntos importantes:

  • Para tener un equipo de trabajo de alto rendimiento se requiere un ambiente de trabajo que fomente la felicidad de los empleados.
  • Los líderes de las empresas buscan alternativas para cambiar a una cultura de felicidad.
  • En los últimos años, el diseño de los espacios de oficina se ha transformado.
  • El bienestar y el compromiso de los empleados van de la mano. Sentirse felices en su trabajo influye de manera positiva en su salud.
  • La diversidad de los espacios y la flexibilidad de moverse de un ambiente a otro en función de las necesidades son claves para la felicidad de los empleados. 

Leave a Reply

Your email address will not be published.