Claves para un auténtico diseño de oficinas para startups.

Un correcto diseño, distribución y uso del espacio de trabajo influye directamente en la motivación, la viabilidad y la productividad de un equipo de colaboradores. Asimismo, refleja la marca y la cultura de la organización. La planificación adecuada y la atención a los detalles permiten crear oficinas eficientes, que cumplan los objetivos de la empresa y atender las necesidades de los trabajadores. 

Las startups, empresas emergentes en pleno crecimiento, requieren espacios de trabajo flexibles y colaborativos que propicien la creación de ideas en equipo. Debido a la agilidad con la que se mueven, las startups necesitan oficinas con diseños dinámicos, multifuncionales y tecnológicos que potencien las capacidades de los trabajadores. 

Reflejar la cultura organizacional

Es fundamental comprender los valores y la cultura organizacional de la compañía para reflejarlos en los espacios físicos. Según Felipe Barrero, Senior Architect y Líder de Diseño, el objetivo es “diseñar un espacio que refleje la identidad de marca que quiere adoptar la startup”. 

Las empresas deben definir correctamente su cultura organizacional para transmitir la identidad corporativa tanto a los clientes como a los empleados, señala Barrero. Conocer estos aspectos también hará que las oficinas refuercen el sentido de pertenencia a la empresa. Si el espacio refleja la misión y la visión de la empresa, tanto funcional como visualmente, envía un mensaje positivo al mercado.

LinkedIn, por ejemplo, basa su cultura organizacional en principios como transformación, integridad, colaboración, humor y resultados. Sus valores son construir mejores relaciones, asumir riesgos inteligentes y alentar a cada empleado a actuar como propietario de #OneLinkedIn. Por ello, sus oficinas centrales en Silicon Valley incluyen áreas de trabajo colaborativo, salas de proyectos y estaciones de trabajo para actividades técnicas o tecnológicas. Cada área permite construir conexiones y relaciones sólidas entre los colegas, y cada oficina adquiere una identidad específica a partir de la combinación de diferentes modos de trabajo y actividades.

Apostar  por la sostenibilidad

La sostenibilidad en el diseño de oficinas cumple un rol importante para transmitir un mensaje de compromiso con el medio ambiente. Las organizaciones deben entender el impacto ambiental que sus espacios de oficina generan y proponer estrategias que estén alineadas con las expectativas de sostenibilidad contemporáneas. Algunas formas en que podemos demostrar que la sustentabilidad está en el corazón de la empresa incluyen:

-Reemplazar las luces incandescentes con bombillas LED.

-Instalar sensores de ocupación del espacio de trabajo que prenden y apagan luces. 

-Implementar sistemas de ventilación de alta eficiencia energética, como los sistemas de recuperación de calor y los sistemas de ventilación natural, 

-Incluir vegetación en las oficinas para mejorar la calidad del aire interior y hacer que la oficina sea más ecológica y atractiva. 

-Establecer una estación de compostaje. 

-Instalar aireadores en todos los grifos y fregaderos de la oficina para controlar el flujo de agua. 

-Usar productos elaborados con materiales reciclados, como alfombras hechas con botellas de plástico rescatadas del mar, estanterías y mesas de oficina hechas con palets y sofás de oficinas fabricadas con cartón reciclado.  

-Instalar duchas en las oficinas para promover el uso de transporte ecológico (bicicletas o patinetes). 

Introducir entornos colaborativos y flexibles

En las startups la mayor parte de los trabajadores pertenecen a la generación millennial y la generación Z. Aunque ambas generaciones poseen habilidades para teletrabajar, es preciso contar con áreas que fomenten la interacción y el intercambio de ideas, como los espacios de coworking, comenta Barrero. 

Considerando las opiniones del Senior Architect y Líder de Diseño, los espacios colaborativos son una gran opción para las startups, ya que son ambientes de encuentro que fomentan la innovación. 

Por lo general, las “startups son empresas y oficinas que requieren muchas actividades de innovación, de co-creación y de lluvias de ideas para generar nuevas propuestas de productos y servicios” y los entornos colaborativos permiten reunir a tu equipo de trabajo y aprovechar todos los servicios en una misma oficina. Por ejemplo, mobiliario, equipamiento audiovisual (pantallas, webcam y proyector) y conexión a internet. 

Introducir espacios colaborativos también “forman parte del plan de retención de talento humano”, señala Felipe. El objetivo de diseñar adecuadamente las oficinas de la empresa, es que “los empleados se sientan cómodos en sus áreas de trabajo y no estén interesados en buscar otro empleo”, comenta. 

Por otro lado, es necesario introducir un “mobiliario flexible”. Según Barrero, no todos los empleados se sienten cómodos trabajando en espacios abiertos o colaborativos y precisan de espacios privados para contribuir a la concentración. Por ello, “no podemos descartar estas áreas de trabajo en el diseño”. Una opción es incluir paredes operables en las conocidas oficinas abiertas, caracterizadas por no tener separaciones. Se tratan de particiones móviles que permiten fraccionar el espacio según las necesidades: crear un espacio más grande o dividir un área en una sala de reuniones privada, por ejemplo. Funcionan como una pared completa y ofrecen privacidad cuando es necesario. 

Los muebles con sistemas modulares (mesas de trabajo, escritorios de oficina y cajoneras) permiten realizar diferentes configuraciones según el espacio. Estos muebles ofrecen la opción de cambiar sus aditamentos y combinarse entre sí. Es decir, no hay necesidad de comprar otros nuevos. 

Fuentes de iluminación

“La iluminación es clave para generar un ambiente ideal de trabajo”, comenta Barrero. “La iluminación debe adaptarse a las necesidades de trabajo”. Por ejemplo, el trabajador requiere estar “sentado todo el día en su oficina, lo que necesitaremos es implementar iluminación homogénea que ilumine perfectamente las superficies de trabajo”. Concretamente, “una luz ni muy blanca, ni muy amarilla para evitar la fatiga visual y, evitar fomentar el sueño”, indica Felipe. 

Por otro lado, “los coffee areas o espacios de reunión y café, requieren iluminación ocre que brinda la sensación de estar en casa”, indica. Los “espacios de descanso, por ejemplo, precisan de iluminación más oscura e indirecta, de tal manera que el foco de luz sea más tenue”, recomienda Barrero. 

Smart and connected

Las oficinas inteligentes son espacios de trabajo que precisan de tecnología y dispositivos en red conectados entre sí para administrar varias operaciones. Cada vez más empresas se preocupan por transformar sus oficinas tradicionales en oficinas inteligentes que mejoren la colaboración a distancia. Estos ambientes permiten compartir información y tomar decisiones acertadas que aumenten la eficiencia operativa de una organización, sobre todo, mediante un ecosistema más flexible para los empleados que trabajan remotamente. 

En la práctica, las empresas pueden implementar estaciones de videoconferencias que incluyan proyectores comunes y pizarras interactivas con pantallas táctiles, dispositivos de Internet de las cosas (IoT) para monitorear y controlar la conectividad a internet y la interacción con otros dispositivos. Asimismo, el uso de Realidad Virtual (VR) o Realidad Aumentada (AR) para la toma de decisiones en tiempo real. El empleo de estas herramientas brinda a las personas la libertad de colaborar en cualquier lugar y une a los equipos de trabajo, sin importar en qué parte del mundo se encuentren. Es decir, los trabajadores remotos se sentirán igual de presentes en las reuniones o sesiones colaborativas.

Conclusiones:

Las oficinas para startups no solo deben adaptarse a las actividades que se realizan; también deben ser cómodas y acogedoras. Crear un entorno de trabajo saludable fomentará la productividad, la creatividad y el bienestar de los colaboradores. 

Leave a Reply

Your email address will not be published.